ElectriAuto

Electricidad Básica, Electrónica y Mecánica aplicada a tu Automóvil

Facebook
RSS

El sistema ABC adapta automáticamente la característica de la suspensión a la situación concreta en que se encuentra el vehículo. De ese modo es posible combinar un nivel elevado de confort con gran dinamismo, y viceversa. El ABC, dispone además de un botón con el que puede elegirse entre una respuesta “deportiva” y otra más “confortable” a las influencias dinámicas externas e internas.

El papel principal en la regulación activa de la suspensión corresponde a cilindros actuadores con regulación hidráulica. Estos elementos están instalados en los conjuntos telescópicos junto a los amortiguadores convencionales y los resortes helicoidales, con los que se reparten las tareas de regulación. Los elementos activos atenúan las oscilaciones en la carrocería hasta una frecuencia máxima de cinco hertzios; por ejemplo, los movimientos verticales y el balanceo al circular sobre calzadas irregulares, la inclinación lateral al tomar curvas o el típico cabeceo de la carrocería al frenar. El ABC reduce considerablemente estas oscilaciones en comparación con un vehículo equipado con amortiguadores convencionales de acero. De las oscilaciones de mayor frecuencia en las ruedas (de 6 a 20 hertzios) se encargan los amortiguadores convencionales de gas y los resortes helicoidales; a diferencia de una suspensión convencional, el ABC hace posible elegir para estas funciones componentes con fuerzas amortiguadoras más bajas. Esta configuración tiene efectos altamente positivos sobre el confort de rodadura y la estabilidad de la carrocería. La estabilización activa del balanceo permite prescindir de los estabilizadores por barra de torsión.

Lo componen 13 sensores y dos ordenadores en acción permanente. El principio de funcionamiento del Control Activo de la Suspensión se basa en la interacción perfecta de sistemas electrónicos, hidráulicos y mecánicos. En el cuadro siguiente se enumeran los componentes más importantes y las funciones asignadas:

La tarea más importante en la regulación activa de la suspensión corresponde a los actuadores hidráulicos instalados en los conjuntos telescópicos. Estos dispositivos se denominan cilindros de émbolo buzo y están formados por una vaina móvil, sobre la que se apoya la parte superior de los muelles helicoidales.
Durante la marcha, el equipo hidráulico desplaza el émbolo del cilindro, ejerciendo fuerzas adicionales que influyen sobre la característica elástica del muelle helicoidal. En función de los movimientos de cabeceo, balanceo o desplazamiento vertical de la carrocería se desplaza el platillo del resorte y varía la tensión del muelle, oponiendo fuerzas antagonistas a los movimientos no deseados del vehículo.
La presión ejercida sobre el muelle y su duración dependen de las señales que envían los sensores acerca de la posición actual del vehículo y de la aceleración de la carrocería. Estos datos se recogen en el microprocesador del ABC y se procesan con ayuda de algoritmos especiales, emitiéndose los comandos correspondientes para la regulación de los cilindros de émbolo buzo.
En un vehículo convencional, los movimientos de la carrocería resultantes de las fuerzas centrífugas, las de frenado y aceleración y las variaciones en la carga de las ruedas no pueden limitarse antes de que se hayan registrado las fuerzas correspondientes. Al contrario, el ABC detecta estas tendencias desestabilizadoras en su inicio y puede corregirlas de inmediato, en fracciones de segundo.
Existe un Control Activo de la Suspensión completado con una función adicional: la adaptación a la carga. Por primera vez, el sistema puede detectar la carga real que soporta el vehículo y utilizar este valor para calcular los parámetros de regulación de la suspensión. A partir del desplazamiento del émbolo buzo y de los muelles helicoidales, medidos continuamente durante la marcha con ayuda de sensores, el procesador del ABC calcula el peso del vehículo y utiliza para sus cálculos algoritmos de regulación que compensan los mayores desplazamientos verticales y de cabeceo de la carrocería al circular con mayor carga. Si varía el peso efectivo del vehículo -por ejemplo, si se vacía el maletero o si se baja el acompañante-, se calcula de nuevo online el peso del automóvil y el sistema adapta la característica de la suspensión a la nueva situación.
Para que el control de la carga pueda funcionar con exactitud se pesa cada uno de los vehículos que salen de la línea de montaje. El peso en vacío se memoriza en la unidad de control del ABC y constituye la base para todos los cálculos sucesivos.
Entre otras de las prestaciones del ABC se encuentra también la regulación automática del nivel, que mantiene constante la altura elegida para la carrocería. A medida que aumenta la velocidad de circulación se rebaja continuamente la altura de la carrocería hasta recuperar la cota original. De ese modo disminuye la resistencia aerodinámica y se ahorra combustible al circular en autopista.

Artículos Relacionados:

Comments

One Response so far.

  1. erick dice:

    hola jeje mcuho gusto mi nombre es erick como ya verna soy estudiante de la uts y un profesor me dejo una tarea relacionada con la suspencion de los automoviles me podrian ayudar a encontrar lo siguiente que nos dejo de tarea el profesor: investigar metodos de calculo en una suspencion. y nos marco dos en especifico que son
    1. Centro de rodamiento.
    2. Metodo grafico de analisis de fuerzas
    poes de antemano gracias y espero respuestas

    [Reply]


*

Vettel estrenó el c

Además, en Emiratos Arabes, enhebró el undécimo triunfo en 17 ...

Ford anunció la pro

Se trata de dos versiones que equipan la nueva Ranger ...

Empresas japonesas g

Solo una pesada puerta de hangar bloqueada a medio cerrar ...

Un millonario hará

La noche del pasado jueves, una vocera de Tesla Motors ...

Sebastian Vettel hac

El Gran Premio de India 2013 pasará a la historia ...